fbpx

La construcción no se recupera: su actividad económica sigue decreciendo en el país

La situación en el sector de la construcción sigue sin encontrar una luz al final del túnel en cuanto a su actividad económica. De acuerdo con los resultados del Producto Interno Bruto (PIB) del segundo trimestre de 2023, este segmento de la economía del país presentó un decrecimiento anual en su indicador de -3,7%. 

Según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dañe), la contribución negativa que generó la construcción para este segundo trimestre del año fue de 0,2 puntos porcentuales, siendo la tercera actividad económica con el mayor decrecimiento del país después de las industrias manufactureras y el comercio.

 Y es que el panorama del sector de la construcción ha sido negativo en este último tiempo y las comparaciones frente al año pasado en materia de indicadores son de un contraste significativo, ya que la tasa de crecimiento anual para el segundo trimestre de 2022 frente al 2021 estuvo en 9,4%. Sector necesita reanimación Ante este panorama, Henry Amorocho, profesor de Hacienda Pública de la Universidad del Rosario, expresó que este segmento, particularmente el de vivienda, viene pidiendo pista desde hace mucho tiempo que necesita reanimación, en especial cuando se decidió suspender el programa de Mi Casa Ya.

 “La Vivienda de Interés Social (VIS) ha quedado estancada y a eso se le suma el notorio incremento de la tasa de interés, por lo que frena cualquier proceso de emprendimiento”, resaltó el experto. Agregó que estos factores han incidido en este último tiempo en los indicadores negativos de un sector tan difícil y necesario de apoyo como el de la vivienda. El país también enfrenta un declive en las licencias de construcción.

 De acuerdo con el Dane, dichas licencias han bajado un 41,4% hasta el mes de junio, por lo que solo se han licenciado 1.674.876 metros cuadrados para construcción. “Este resultado se explica por la reducción de 49,8% en el área aprobada para vivienda, mientras que hubo un aumento de 6,3% para el área de los destinos no habitacionales”, expresó Piedad Urdinola, directora del Dañe. Guillermo Herrera Castaño, presidente de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), dijo que, si bien el sector de la construcción presentó una caída agregada del -3,7%, dicha disminución se explica por la dinámica del subsector de obras civiles que se contrajo un 17,9%. 

“Al respecto, ya la Cámara Colombiana de la Infraestructura (CCI) había advertido que, salvo por puentes, el resto de los subsectores (túneles, carreteras, pistas de aterrizaje y ferrocarriles) cayeron en promedio el 39%”, explicó Herrera en diálogo con ELHERALDO. El panorama para las edificaciones no ha sido negativo. El dirigente de Camacol sostuvo que el subsector de edificaciones registró un crecimiento del 3,1%. “Es importante tener en cuenta que este crecimiento se explica principalmente por las obras que se vienen ejecutando producto de los buenos niveles de comercialización registrados en 2021 y el primer semestre de 2022”, manifestó el dirigente gremial. Bajan las ventas en Atlántico De acuerdo con Camacol Atlántico, la venta de viviendas nuevas ha caído en un 62% durante este año. Según Laura Restrepo, gerente de Camacol Atlántico, entre enero a junio se vendieron 5.636 viviendas nuevas de las más de 20 mil que se tienen proyectadas vender para el 2023.

Título: ‘Asignar no es lo mismo que desembolsar’: Camacol sobre Mi Casa Ya

La ministra de Vivienda, Ciudad y Territorio, Catalina Velasco, pidió a las empresas de construcción cobrar los subsidios de Mi Casa Ya que siguen pendientes. Ante esto el presidente de la Cámara Colombiana de Construcción (Camacol), Guillermo Herrera, le aseguró a PORTAFOLIO que el proceso, ante la ley, les da un plazo de hasta 12 meses para cobrarlo, además que no es un trámite rápido de hacer.
“La reactivación económica es tarea de todos. Tenemos 22.923 subsidios de #MiCasaYa asignados, por un valor de casi $665 mil millones, que las empresas constructoras no han cobrado. Por favor, agilicen su gestión. Estos recursos impulsan sus empresas y la economía @petrogustavo”, dijo la ministra de Vivienda en su red social X.
Al respecto Guillermo Herrera dijo que si bien hay más de 22.000 subsidios que no se han cobrado, y hay algunos pocos de hace algunos años sin cobrarse, la mayoría son del año 2023 (18.339), y han sido asignados recientemente.

“La reglamentación vigente da hasta 12 meses después de la asignación para poderlos legalizar, es decir, cobrarlos. Ese tiempo se da porque para poder solicitar un desembolso, se necesita la marcación del ‘fresh’, que se reanudó a junio de este año, además, se necesita escriturar las viviendas, hacer la subrogación de los créditos, quedar al día en las obligaciones financieras, y luego ahí sí, después de todos esos trámites, se pueden solicitar los desembolsos de estos subsidios”, explicó Herrera.

Además, señaló que parte de esos 18.339 subsidios pendientes de este año, más de 5.000 fueron asignados hace apenas unos pocos días, por lo cual no cree “que sea tan rápido ese proceso, en dos o tres días, ese proceso”.

A propósito, recordó que “asignar no es lo mismo que desembolsar”. El primero es un trámite administrativo, que permite el derecho al cobro mediante más trámites, por eso la reglamentación brinda hasta un año para realizar todo el proceso.

image.png

La reactivación económica es tarea de todos. Tenemos 22.923 subsidios de #MiCasaYa asignados, por un valor de casi $665 mil millones, que las empresas constructoras no han cobrado. Por favor, agilicen su gestión. Estos recursos impulsan sus empresas y la economía. @petrogustavo

Camacol web

Camacol web

Facebook
Twitter
LinkedIn
Escríbenos a nuestro Whatsapp