fbpx

El Gobierno confía en un pronto alivio del mercado inmobiliario

A  criterio del Ministerio de Vivienda, el hecho de que dentro de los ajustes realizados a Mi Casa Ya se considere prioridad en la asignación de puntaje a los solicitantes en municipios de categoría 5 y 6 (hasta 20 puntos), esto con el fin de asegurar que el programa llegue a municipios que han sido desatendidos, lo cual ayudará al sector en estas zonas.
Con la creciente demanda y asignación de subsidios en los municipios más pequeños, se espera incentivar la oferta de vivienda VIS en estas zonas del país, vinculado a más constructores regionales y fortaleciendo el rol de los pequeños constructores en el desarrollo de vivienda VIS en el país”, reconocen.

Además, sobre la desaceleración del sector, reconocen que si bien la construcción de edificaciones no es el principal generador de valor agregado en el país, tiene una participación del 2 % en el PIB y se ubica como la actividad número 15 entre las 61 que más aportan a la economía.
“La construcción de edificaciones se caracteriza por ser una actividad fundamental en materia de dinamismo económico y la creación de empleos, gracias a que tiene efectos directos, indirectos e inducidos sobre los demás sectores y el ingreso de los hogares debido a sus altos encadenamientos productivos. Esto no va a cambiar”, remarcan.

De hecho, señalan que si bien la economía colombiana, y en especial el sector constructor no ha pasado por un buen momento, se espera una pronta recuperación gracias a la normalización de la coyuntura actual y la apuesta por la industria.

“La tendencia paulatina de normalización de las tasas de intervención de política monetaria en conjunto con el compromiso del sector financiero debería llevar a una consecuente disminución de las tasas de financiamiento de los créditos hipotecarios, lo que sumado a la garantía de subsidios de Mi Casa Ya, que ya muestra elevados ritmos de asignación, debería traducirse en una mayor confianza de los hogares compradores de vivienda del segmento de interés social”, dicen.

El objetivo del Ministerio será otorgarle una solución de vivienda digna a cada vez más colombianos, esto debe encontrar alineado con la realidad macroeconómica y fiscal del país”, concluyen.

Las tres propuestas para recuperar al sector

Con el fin de poder salir de la situación que amenaza la viabilidad de proyectos, ahorro y continuidad del sector como lo conocemos, Camacol le propuso al Gobierno tres alternativas para nuevamente recuperar a uno de los motores económicos del país.

1. Quedar al día con Mi Casa Ya.

Tras más de ocho meses de diálogos, el Gobierno anunció que con la adición presupuestal de más de $1 billón se lograría completar cerca de $2,2 billones para el programa Mi Casa Ya, lo que permitiría dar 75.000 subsidios.

Sin embargo, según cálculos del gremio, son necesarios 105.000 subsidios para este año, teniendo en cuenta que para abril son más de 52.000 los hogares que estaban a la espera del alivio financiero.

No obstante, debido a la situación económica y el desistimiento de proyectos, la meta de 105.000 bajó a 90.000.

De esta manera, Camacol señala que se necesitan al menos 15.000 subsidios y cerca de 33.000 coberturas a la tasa (fresh) para quedar al día.

2. Apropiar los recursos presupuestales para el 2024.

Guillermo Herrera, presidente de Camacol señaló que para trabajar en la estrategia contracíclica anunciada por el Gobierno y apostarle al sector, es necesario apropiar los recursos presupuestales para 2024 con el fin de respaldar más de 10.000 unidades de VIS que ya tienen el 70% comercializado y un año de preventa.

3. un régimen de transición es necesario.

El gremio es enfático en que es necesario “un proceso de transición para que los hogares continúen (que ya compraron) con sus negocios inmobiliarios y los empresarios puedan cerrar los proyectos que tienen y lanzar otros” y evitar mayores estragos.
‘Los recursos no son ilimitados’: Minvivienda

Portafolio consultó a al Ministerio de Vivienda, sobre las propuestas de Camacol para reactivar a la industria, a lo que respondió que si bien comparten el interés de los constructores de seguir manteniendo Mi Casa Ya como uno de los protagonistas de la política de vivienda, el Gobierno debe procurar el mejor uso de los recursos disponibles, y recordó que no se trata de fondos ilimitados.

“El objetivo de Mi Casa Ya nunca ha sido el de cubrir toda la oferta de vivienda VIS en el mercado, sino brindar un apoyo para la adquisición a los hogares más vulnerables, y eso es lo que se busca a través de los ajustes efectuados”, señaló la entidad a este medio.

Además, remarcan que el Gobierno recibió un programa con una enorme brecha entre las expectativas del mercado y la disponibilidad de recursos, por lo cual decidieron cambiar las reglas de juego.

Sobre el proceso de transición, el Ministerio de Vivienda señaló que no incrementa los trámites de postulación y acceso a los beneficios del programa Mi Casa Ya, pues este proceso garantiza que los subsidios beneficien a un mayor número de hogares vulnerables.

“Al finalizar el 2022, Sisbén IV contaba con una cobertura de cerca del 60 % de la población y 70 % de los hogares colombianos, lo que demuestra que no se constituye en una barrera de acceso”, dicen.

Así mismo, recuerdan que en la nueva focalización se tiene en cuenta en este proceso al grupo D20, lo que cobija incluso a familias que poseen hasta 4 salarios mínimos de ingresos, por lo que no consideran que el cambio sea una barrera.

“Teniendo en cuenta que existen hogares que cumplen con los nuevos requisitos y tienen un proceso de compra de vivienda adelantado, se está priorizando la asignación de aquellas familias que tienen prevista firma de escrituras en los seis meses posteriores a la expedición del Decreto”. Lo anterior permite reducir el stock de viviendas ya terminadas y evita desistimientos.

Tomado de: https://www.portafolio.co/economia/gobierno/el-gobierno-espera-que-el-mercado-inmobiliario-se-recupere-585096

Camacol web

Camacol web

Facebook
Twitter
LinkedIn
Escríbenos a nuestro Whatsapp