fbpx

Ante crisis, sector vivienda le propone salidas al Gobierno

En el encuentro mensual de la Cámara Colombiana de Construcción (Camacol), el presidente del gremio, Guillermo Herrera, señaló, que por quinto mes consecutivo en este año, se presentó una caída en las ventas de vivienda frente al año anterior, que fue de 62,6% en mayo, cifra impulsada por la Vivienda de Interés Social (VIS) en el que las ventas disminuyeron 65,7%.

Esta situación se traduce en 64.139 viviendas menos vendidas al corte del quinto mes, lo que significa que el sector dejó de percibir $13 billones de inversión por parte de los hogares, lo que representa casi 1 punto porcentual de PIB.

Y es que al tener menos ventas, en el primer trimestre los desembolsos para vivienda nueva descendieron 47,5% (17.477). En el segmento VIS cayó 56% la entrega de estos recursos (10.990), de los cuales los que van con subsidio, bajaron 78,8% (3.661), 17 veces más que aquellos que no dependían de este alivio.

Esta situación preocupa al sector, pues la incertidumbre y el panorama macroeconómico ha hecho que a mayo cada vez haya más etapas canceladas de las viviendas.
De enero a mayo en 2019 del total de viviendas comercializadas se cancelaba el 7% de ellas, en 2020 el 8%, en 2021 el 6%, en 2022 el 8% y 2023 la cifra escaló hasta 18%. Esta situación sobre todo, se evidencia en departamentos como Córdoba y Sucre, Quindío, Santander, Boyacá y Cesar, donde las cifras son más del 50%.

Vale recordar que este año, la cancelación tiene especial impacto en el 92% de las medianas y pequeñas empresas que desarrollan VIS.
“Son 55 los proyectos cancelados, si bien esto se debe por la subida de insumos, inflación y otros factores, también incide la incertidumbre que existe en el programa Mi Casa Ya”, dijo Guillermo Herrera.

Empleos están en juego

Vale reconocer que la incidencia más alta de las cancelaciones está correlacionada con la presencia de empresas más pequeñas. Hay que recordar que el 92% de las 832 empresas que hacen VIS son micro y pequeñas empresas.

Con toda esta situación a la baja, el sector cada vez demandará menos personal para las obras y desde ya se están viendo los efectos.
En cifras de Camacol, entre los años 2019 y 2022 de enero a abril se creaban 46.567 puestos de trabajo, mientras que este año solo se crearon 2.448, es decir, se dejaron de generar 44.119 empleos, en otras palabras, cayó 94,7% la demanda de este personal. De continuar esta situación, Camacol prevé que el empleo caería a diciembre en 150.000 puestos de trabajo.

Así mismo, “este ritmo de producción de vivienda en el país también empieza a afectar a otros sectores económicos y a la economía popular. Los micronegocios y comercios mayoristas son los más afectados. Por ejemplo, el 20% del empleo cayó en el primer trimestre frente a 2022 en estos comercios”, dijo Herrera.

“Esto no es un movimiento propio del sector de la construcción. Mas allá de las condiciones macroeconómicas, esto requiere medidas para reactivar el sector, sobre todo, cuando las condiciones están mejorando en los últimos días. Esperamos que en agosto ya las tasas de interés empiecen a ceder y el Banco de la República empiece a ajustar su tasa de intervención a la baja”, reconoció el presidente de Camacol.

Las propuestas

Con el fin de poder salir de esta situación, Camacol propone al Gobierno tres alternativas para nuevamente recuperar a uno de los motores económicos del país.

1. Quedar al día con Mi Casa Ya. Según anuncios del Gobierno, con la adición presupuestal de más de $1 billón se lograría $2,2 billones para el programa, lo que permitiría dar 75.000 subsidios.

Sin embargo, según cálculos del gremio, son necesarios 105.000 subsidios para este año, teniendo en cuenta que para abril son más de 52.000 los hogares que estaban a la espera del alivio financiero. No obstante, debido a la situación económica y el desistimiento de proyectos, la meta de 105.000 bajó a 90.000.
De esta manera, Camacol señala que se necesitan al menos 15.000 subsidios y cerca de 33.000 coberturas a las tasas.

2. Apropiar los recursos presupuestales para 2024. El dirigente gremial señala que para trabajar en la estrategia contracíclica anunciada por el Gobierno, es necesario apropiar los recursos presupuestales para 2024 con el fin de respaldar más de 10.000 unidades de VIS que ya tienen el 70% comercializado y un año de preventa.

3. Es necesario un régimen de transición. El gremio es enfático en que es necesario “un proceso de transición para que los hogares continúen (que ya compraron) con sus negocios inmobiliarios y los empresarios puedan cerrar los proyectos que tienen y lanzar otros”, concluyó Herrera.Mi Casa Ya sería el salvavidas del sector

Con las propuestas en el sector, el gremio constructor considera que se podría recuperar no solo la industria, sino se tiene el potencial para impulsar un crecimiento extra de la economía del orden de 1,5%, es decir, casi duplicar el crecimiento esperado del país.

“Por eso se requiere un último esfuerzo, con el fin de equilibrar las cuentas y atender a los hogares que necesitan Mi Casa Ya para lograr una vivienda propia”, manifestó Herrera.
De esta manera, no solo se protege el tejido empresarial y los empleos, sino el ahorro de miles de colombianos.

Tomado de: https://www.portafolio.co/negocios/empresas/ante-crisis-sector-vivienda-le-propone-salidas-al-gobierno-nacional-584761

Camacol web

Camacol web

Facebook
Twitter
LinkedIn
Escríbenos a nuestro Whatsapp