Menu

CAMACOL PRESENTÓ SUS PROPUESTAS SECTORIALES PARA EL PRÓXIMO CUATRIENIO

Fortalecer el acceso a la vivienda formal, impulsar la promoción de proyectos de construcción con seguridad jurídica, contribuir con la construcción de ciudades de calidad e incrementar la productividad de toda la cadena de valor, son los pilares de las propuestas que el Gremio estructuró para garantizar el desarrollo de la actividad edificadora en los próximos años.

Bogotá, marzo 13 de 2018

En el Foro Sectorial Construyendo Colombia- Panel de Candidatos a la Presidencia de la República 2018- 2022, que tuvo lugar en el centro de Convenciones Ágora en la ciudad de Bogotá, la presidente Ejecutiva de Camacol, Sandra Forero Ramírez, presentó las propuestas del Gremio para garantizar el desarrollo de la actividad edificadora en los próximos años.

“En los últimos años la actividad edificadora ha tenido un cambio positivo de escala, donde el acceso a la vivienda, la construcción no residencial y sus efectos en materia económica, industrial, generación de empleo y reducción del déficit habitacional han sido evidentes”, asegura la Ejecutiva del Gremio, argumentando que la construcción de edificaciones actualmente genera inversiones anuales por 77 billones de pesos, aporta 46 billones de pesos a la economía, demanda insumos por 34 billones de pesos anualmente y, junto con las actividades inmobiliarias, genera 1.8 millones de empleos.

En cuanto al acceso a la vivienda formal, Camacol tiene propuestas que se enmarcan en diferentes acciones: la articulación efectiva y continuidad de las coberturas a la tasa de interés y el subsidio familiar de vivienda, la profundización en la financiación de vivienda, la promoción de la construcción para arrendar, y el desarrollo de un marco de política pública para promover el ahorro y la inversión en vivienda nueva.

De acuerdo con la Presidente, “la vivienda es uno de los componentes centrales del bienestar y el progreso social de los hogares; además, representa el activo más importante de las familias, y su amortización es la principal responsabilidad financiera a lo largo de su vida productiva. Por otro lado, la vivienda formal tiene características ideales en la superación de la pobreza, la solución del déficit habitacional, el mejoramiento de las condiciones de salubridad y el desarrollo urbano formal. Por tal razón, se hace fundamental garantizar el acceso a la vivienda formal en Colombia”.

Otras propuestas del Gremio se fundamentan en la promoción de proyectos de construcción y la seguridad jurídica, donde las acciones se enfocan en impulsar reglas claras en materia de licencias

urbanísticas y en la adopción de instrumentos de planificación, un estatuto de instrumentos de financiación del desarrollo urbano, asociaciones público-privadas para infraestructura urbana y equipamientos sociales, la provisión efectiva de servicios públicos domiciliarios, la redefinición de la Vivienda de Interés Social, la racionalización de trámites asociados al desarrollo de proyectos de construcción, la gestión oportuna de suelo urbanizable y el ordenamiento ambiental del territorio.

Para la Directiva de Camacol, “el desarrollo de proyectos de construcción depende no solo de las condiciones de la demanda por vivienda y edificaciones comerciales, sino de factores inherentes al desarrollo urbano, la gestión de suelo urbanizable, la planificación territorial, las actuaciones administrativas, los fallos judiciales y las disposiciones regulatorias en materia técnica, ambiental, entre otras. En ese sentido, el clima de inversión sectorial, la promoción de proyectos y la oferta de vivienda formal dependen prioritariamente de la seguridad jurídica en torno al sector”.

La construcción de ciudades de calidad sigue siendo para Camacol una de las líneas estratégicas que el Gobierno debe apropiar, por eso tiene propuestas como la creación del Viceministerio de Ciudades, el Consejo Nacional de Ciudades, el sistema de seguimiento a procesos de ordenamiento territorial y gestión de suelo, el Modelo de Actuaciones Urbanas Integrales (MAUI), el fondo nacional para la financiación de estudios técnicos del territorio, información territorial de calidad y el fortalecimiento del control urbano.

“Frente a la formación de más de 10 millones de hogares en las últimas seis décadas, el rezago en la producción formal de vivienda ha derivado en el crecimiento de la informalidad, el déficit habitacional, la proliferación de asentamientos irregulares y en alto riesgo, y una menor productividad y competitividad de los centros urbanos. Ese contexto demanda propuestas de transformación y aprovechamiento de los beneficios de la aglomeración y urbanización del país”, destaca la Presidente.

Finalmente, otro de los ejes de Camacol en sus propuestas para el próximo Gobierno es el impulso a la productividad sectorial, que contiene acciones que se basan en un modelo de mejoramiento productivo de la cadena de valor de la construcción; un plan de formación integral para el trabajador de la construcción; y la promoción de estándares de construcción sostenible.

“Para la actividad edificadora es trascendental reducir las brechas de productividad relacionadas con la falta de innovación, capital humano para la adopción tecnológica y la digitalización en la actividad constructiva. Además, se hace necesario masificar los estándares de construcción sostenible y de articulación de la cadena de provisión de insumos y servicios, lo que requiere de grandes esfuerzos de política pública”, explica la Dirigente Gremial.

“Con esta estrategia propuesta por Camacol para impulsar el acceso a la vivienda, el desarrollo urbano y la productividad en el próximo cuatrienio, se espera generar un crecimiento de 10% promedio anual del sector, con lo que se tendrá un punto porcentual adicional de crecimiento en la economía del país y, además, se generarán 140.000 empleos adicionales por año”, concluye Sandra Forero Ramírez.

Fuente: camacol.co