Menu

Tribunal confirmó la sentencia contra Ricardo Urazán Noriega por usurpación de derechos de propiedad industrial.

Bogotá, diciembre 12 de 2016

Siete meses después de que el Juzgado Quinto Penal del Circuito, con Funciones de Conocimiento, resolviera proteger los derechos de la Cámara Colombiana de la Construcción por el uso abusivo e ilegítimo que desde el año 2001 venía haciendo el señor Ricardo Urazán Noriega de la marca Camacol en la ciudad de Cúcuta, en sede de apelación, el Tribunal Superior del Distrito Judicial, ratificó el fallo de primera instancia.

Por tal razón, Ricardo Urazán Noriega fue condenado a 48 meses de prisión (con posibilidad de suspensión condicional de la ejecución de la pena) y una multa de 26.66 smlmv para el año 2011 por la conducta punible de usurpación de derechos de propiedad industrial, sin perjuicio de las acciones que podrá entablar Camacol para el resarcimiento del daño causado. Además, Urazán queda inhabilitado para el ejercicio de derechos y funciones públicas por el mismo término de la pena de prisión y deberá cancelar la personería jurídica de Camacol Norte de Santander.

Para la Presidente Ejecutiva de Camacol, Sandra Forero Ramírez, “el fallo constituye un precedente muy importante porque, además de proteger la legitimidad de nuestra marca, ampara los derechos de un Gremio que ha venido trabajando a lo largo de 60 años por consolidarse como un actor de la actividad económica que fomenta, defiende y difunde los principios políticos, económicos, sociales y gremiales de libre empresa, sana competencia y legalidad".

De igual manera, "la decisión resguarda el orden económico y social en la región, pues las actuaciones irregulares del Sr. Urazán confundieron a la opinión pública y a las autoridades locales, en donde Camacol Cúcuta y Nororiente tiene el uso legítimo de la marca. Con el fallo, se disipa la confusión que existía entre los actores de la cadena de valor de la construcción y las autoridades públicas de la ciudad”, asegura la Dirigente Gremial.

El fallo del Tribunal Superior del Distrito Judicial es susceptible del recurso de casación ante la Corte Suprema de Justicia, lo que no impide que la sentencia se cumpla.