Menu

Administraciones Municipales deben Promover el Licenciamiento de Vivienda: Camacol

Los resultados del licenciamiento al mes de septiembre de 2016 reflejan una reducción de 16.9% frente al año 2015. Pese al aporte de la política de vivienda en el sostenimiento de la inversión de los hogares y el lanzamiento de proyectos bajo la actual coyuntura económica, las disposiciones administrativas a nivel local y la inestabilidad en las acciones de ordenamiento territorial explican buena parte de la moderación.

Bogotá, noviembre 15 de 2016

Al noveno mes del año 2016 se han licenciado 13.26 millones de m² para la construcción de vivienda en el país, cifra inferior en 2.7 millones de m² frente al registro del mismo periodo en 2015. Por segmentos de actividad, la mayor contracción se presentó en la Vivienda de Interés Prioritario (-59%) debido a la finalización de dos programas que alimentaron la dinámica de este segmento en los últimos años: el Programa de Vivienda Gratuita y el Programa de Vivienda para Ahorradores – VIPA. En el segmento No VIS, la reducción anual fue de -15.4%, y en el de Vivienda de Interés Social con precio hasta $93 millones, donde opera el programa de Mi casa Ya, presentó una moderación de -6.8%.

La Presidente de Camacol –Sandra Forero Ramírez, afirmó que “estos resultados en materia de licenciamiento deben leerse teniendo en cuenta tres elementos determinantes en el desempeño de la construcción de vivienda en 2016: las nuevas administraciones municipales, el actual contexto económico y el aporte de la política de vivienda al desempeño del sector”.

Respecto a la entrada de los nuevos gobiernos locales y las acciones adoptadas en materia de ordenamiento y expedición de licencias durante su primer año, la Presidente del Gremio afirmó que “son evidentes las diferencias regionales y el panorama de incertidumbre que se genera en torno a las disposiciones de los alcaldes para impulsar o restringir el licenciamiento de proyectos de vivienda en las ciudades”.

Aun cuando en 11 regiones del país se licenció un millón de m² más en lo corrido del año 2016 frente a 2015, en solo cinco regiones la reducción fue de 2.7 millones de m², con particular incidencia en Antioquia, Santander y los municipios aledaños a la capital del país. Otra prueba de este fenómeno es la anticipación del licenciamiento que se dio en el mes de diciembre de 2015, justo antes de la entrada de los nuevos mandatarios locales, cuando el área licenciada para vivienda aumentó en 247% frente a sus niveles promedio.

El segundo aspecto hace referencia al menor dinamismo que imprime la actual coyuntura económica sobre las decisiones de inversión de los hogares y la moderación comercial de los proyectos. Según la Directiva, “un año caracterizado por incertidumbre económica y reducción en la confianza de los consumidores, sumado al aumento de 130 puntos básicos en la tasa de interés hipotecaria desde enero de 2016, establecen un reto para el cierre comercial de los proyectos, retrasando su licenciamiento y ejecución. Con menores presiones sobre las tasas de interés, preservando el nivel de empleo, y con un cambio positivo en la confianza de los consumidores, se pueden prever mejores resultados en los meses venideros”

Por último está la política de vivienda y su aporte al desempeño del sector. Desde los anuncios de los programas de Mi Casa Ya a finales de 2015, y del subsidio a la tasa de interés para la vivienda de clase media que entró en operación en el primer trimestre del año 2016, los efectos en la comercialización de proyectos para estos segmentos han sido muy positivos, resultados que se comprueban en la estabilidad que se observa en el licenciamiento durante el último año para proyectos VIS de hasta $93 millones (0.4%) y de estrato medio donde se licenciaron más de 4.16 millones de m².

A esto, Sandra Forero Ramírez agregó que “se espera que el nuevo marco tributario que se discute actualmente sea coherente con los propósitos de acceso a la vivienda, y con la importancia de preservar y estimular la inversión de los hogares y las firmas en proyectos inmobiliarios, y no un limitante para el desempeño del sector”.

Fuente: camacol.co